Plagio o intertextualidad. 7ª Tertulia Bibliotecaria organizada por la Comisión de Formación Continua del Colegio de Bibliotecarios de Chile. Santiago, Archivo Nacional, 30 de Septiembre de 2019.

Una de las formas  operativas de definir el plagio es la de usar el trabajo, las ideas o las palabras de otra persona como si fueran propias, sin acreditar de manera explícita de donde proviene la información. Con este alcance conceptual comenzó la intervención  de Carlos Daniel Serra,  Territory Manager para Turnitin América Latina. Turnitin es una de las herramientas web de pago  más completas de detección de plagios.

El expositor señaló que sus principales clientes son las universidades que están  en los primeros lugares de los rankings internacionales y que en Chile aún no se  ha prestado atención suficiente a la gravedad del uso del plagio, a pesar de los bullados casos de las asesorías millonarias que involucraron a diputados que recibieron informes plagiados, los cuales fueron extraídos de fuentes que no se citaron o párrafos copiados textuales de Internet.

Carlos Serra afirma que existe la necesidad de inculcar en la comunidad educativa el resguardo a la propiedad intelectual desde la enseñanza media y principalmente en las universidades,  capacitando a los estudiantes de pre y postgrado en el manejo ético de la información y el uso de las normas de estilo y de la comunicación científica como las propuestas por  la APA y otras instituciones del ámbito académico e investigativo.

Por su parte María Soledad de la Cerda, Investigadora y bibliotecaria documentalista de la Universidad de Chile, expuso su trabajo  metodológico que le permitió  descubrir y denunciar la mayor parte de los plagios realizados, principalmente como columnista, por el escritor Alfredo Bryce Echenique, lo que le valió un reconocimiento internacional por su trabajo investigativo y el repudio de España y México por la desenfrenada acción de plagio de Bryce.  María Soledad de la Cerda hizo un alcance del concepto de intertextualidad en contraposición al plagio, definiendo a la primera  como la relación que un texto mantiene con otros textos, para enriquecer la interpretación de ellos, de tal manera que se produzca un acto constructivo y creativo, transformando los significados para crear un nuevo texto.

De la participación e intervención de los asistentes a la tertulia surgieron reflexiones y sugerencias con respecto al plagio,  en las que se señaló que se ha incrementado dicho delito intelectual,  porque estamos en una sociedad individualista, competitiva y cortoplacista,  que facilita la falta de ética en el quehacer académico.

 Se sugiere que las bibliotecas asuman un rol protagonista en términos de capacitar a los estudiantes de enseñanza media,  pre y posgrado en el uso ético de la información y en el manejo de las normas de la comunicación científica, específicamente normas de estilo y de citación;  y herramientas de detección de plagio.  En lo posible se logre incorporar en las mallas de las carreras de educación superior,  cursos electivos de desarrollo de las habilidades de información  a partir de los primeros años.